Cómo hacer un plan de negocios

Cómo hacer un plan de negocios

Un plan de negocios es el punto principal a tener en cuenta cuando se piensa en crear un negocio propio, este es un documento que describe, identifica y examina una oportunidad de negocio. Es como un mapa que muestra el camino a seguir para alcanzar los objetivos programados y sirve como material de consulta permanente durante todo el tiempo que se encuentre activa la empresa.

Es imprescindible que dicho plan sea bien estructurado, mostrando  el análisis de viabilidad en los aspectos técnicos, financieros y económicos,  debe incluir un desarrollo completo de las expectativas que se tengan y de los recursos que se implementarán para materializar el proyecto.

Este documento será la herramienta utilizada para dar a conocer la propuesta a terceras personas y una guía que ayudará en la organización del proceso,  por qué, aunque se tenga bien clara la idea y lo que se busca alcanzar con ella, es bueno que en el trayecto  se vaya adaptando el proyecto para aminorar al máximo los contratiempos.

 

¿Para que se hace un plan de negocio?

Se hace con la finalidad de obtener lo siguiente:

  • Solicitar financiamiento. Bien sea a través de una entidad bancaria o de un socio capitalista.
  • Tener una idea sobre la inversión requerida y para calcular las ganancias que pueda generar en un tiempo determinado.
  • Analizar la viabilidad.  Aquí se hace un estudio de mercadeo para saber si lo que se va a ofrecer puede ser rentable o no, si tendrá aceptación y si se cuenta con lo necesario para la competitividad.  
  • Indagar sobre los recursos que se tienen para materializar el proyecto. Aspecto financiero, locación para ubicarlo, plan de marketing, producción y administración.
  • Establecer las estrategias a seguir para dar inicio y alcanzar los objetivos trazados.
  • También se hace para mejorar el negocio ya existente ya que este es una herramienta viva que va mostrando en el camino las mejoras necesarias a realizar.

Cómo hacer un plan de negocio eficiente?

Es importante que el plan de negocio cuente con una redacción  explícita, clara y de fácil entendimiento, procurando que no halla espacio para las deducciones,  que sea incitante desde el inicio mostrando una portada impecable para que deje a simple vista una buena impresión, con un índice sencillo, un resumen ejecutivo personalizado dirigido a cada posible inversionista, que su contenido esté bien estructurado y con anexos incluidos para que con todos esos elementos pueda capturar el interés del lector.

  • Portada

Igual que cuando se asiste a una entrevista de trabajo y se quiere dar la mejor impresión, así debe ser la portada, sencilla, con detalles precisos en el logotipo y datos de la empresa. Este debe tener a simple vista una buena apariencia, de manera que el inversionista sienta que no pierde su tiempo y que se ve como algo que merece la pena revisar.

  • Índice

Debe ser una lista bien ordenada de acuerdo al contenido y número de páginas y con una breve descripción de lo que se quiera nombrar.

  • Resumen ejecutivo

Esta parte es fundamental ya que de acuerdo a su contenido se definirá si el socio capitalista acepta formar parte del negocio o declinar enseguida. Este debe ser específico y  resumido,  procurando en todo momento captar la atención e interés del inversionista haciendo mención de los cinco puntos básicos del plan de una manera breve.

  • Las ventajas o la oportunidad que brinda ese negocio: describir sobre los productos o servicios que la empresa va a ofrecer, dar el detalle sobre la idea, la visión y la misión de la misma.
  • Propuesta de valor agregado: la necesidad existente en el mercado y la solución con el negocio propuesto.
  • Características del mercado: tipo de target  a quien va dirigido ese producto o servicio.
  • Sobre el mecanismo que se va a implementar para la venta, distribución y producción del producto o servicio: dar detalles de los recursos materiales y humanos con los que se cuenta.
  • La necesidad que se tenga de índole financiera, la rentabilidad que se estima conseguir y sobre el tiempo establecido para alcanzar los objetivos o el retorno de los fondos invertidos.
  • Oportunidad de negocio

En este punto se habla sobre el segmento en el mercado donde se ha reconocido la necesidad que no está siendo cubierta por la competencia, y sobre la solución que se ofrece a través de este negocio. Para ello es necesario haber realizado una ardua investigación sobre las fortalezas y debilidades del mercado competitivo, sólo así se puede tomar ventaja y proponer un negocio con cualidades únicas.

Es importante mostrar al futuro socio capitalista, que su inversión estará segura ya que se cuenta con:

  • un equipo de personal con experiencia y trayectoria (anexar hojas de vida y referencias laborales).
  • implementación de técnicas para mantener una buena producción, control de calidad y un buen margen de stock.
  • herramientas de marketing para impulsar las ventas.
  • métodos administrativos eficaces.
  • y completa disposición por parte del equipo y el promotor de la idea, para  asumir inversión de dinero y tiempo con el fin de sacar el negocio adelante.
  • Libertad para salir de la sociedad cuando así lo considere necesario, esto quiere decir que si el inversionista desea retirarse del negocio una vez que ya esté dentro, puede hacerlo libremente.
  • Plan de marketing.

Este punto es fundamental para conseguir que esa idea de negocio tenga un desarrollo exitoso y para ello se debe conocer sobre:

  • Quien es el cliente potencial.
  • Tipo de publicidad para dar a conocer el negocio.
  • Debilidades y fortalezas de la competencia para poder hacer la diferencia.
  • Posicionamiento del producto, estableciendo precio y margen de ganancia.

Tomando en cuenta cada uno de estos aspectos mencionados, el plan de negocios quedará bien armado y los resultados pueden ser muy satisfactorios para la parte que lo presenta y para quien desee ser miembro capitalista de la nueva empresa.

Leave a Comment